Lun - Vier de 09 a 21h, Sáb (cita previa) de 11 a 13h. 983 40 61 52 637 40 20 40 (sólo URGENCIAS)
EXOTICOSHISTORIAS DE NUESTRA CLÍNICAURGENCIAS

HISTORIAS DE NUESTRA CLÍNICA: ¡CUIDADO QUE PINCHO!

Por Marta Alonso, nuestra especialista en conejos, hurones, erizos,…

¡¡Hola amig@s!! Hoy me pongo al mando del teclado yo, Marta, para traeros la historia de un paciente sorprendente que nos ha visitado estos días.

Esta bolita es Pipa, una pequeña que pertenece a la especie Erizo Africano (Atelerix sp.) y que ha sufrido un accidente doméstico. Acudió a nosotros pidiendo ayuda porque se arrancó la lengua jugando con su rueda. Tras unos primeros días difíciles, ahora está recuperándose poco a poco, y aún tenemos que ayudarla a comer y continuar su tratamiento.

 

A muchos os sorprenderá que hayan elegido un erizo como compañero, en este caso compañera, pero os contaré algunas cosas sobre ellos que seguro que os sorprenderán.

Un erizo puede ser una compañía excelente, y aunque al principio puedan mostrarse tímidos, enseguida reconocen a sus amigos (y enemigos) formándose un vínculo especial con nosotros si nos esforzamos en darles la atención suficiente.

A pesar de ser animales solitarios son unos exploradores natos, nadan, cavan e incluso son excelentes escaladores, y por eso cualquier rincón es bueno para curiosear y esconderse. Siempre necesitan tener un refugio, una cueva donde protegerse y vigilar, para sentirse a salvo.

 

Sin embargo, hay que conocer sus hábitos si queréis compartir vuestra casa con ellos.

Lo primero: ¿cuánto viven nuestros amigos? Pues suelen vivir entre 5 y 8 años de vida como media.

Y si continuamos indagando: ¿qué comen? Es decir, su dieta. Seguro que no adivináis que puede ser… Si pudiesen elegir, su dieta ideal sería una dieta insectívora, sí sí, lo que leéis: ¡bichos! Aunque se consideran omnívoros, pero debe complementarse con insectos, caracoles, gusanos… ¡Muy sano!

 

También debéis saber que son sobre todo nocturnos, aprovechando la noche para moverse y hacer ejercicio, y además les gusta estar siempre calentitos.

«Los erizos africanos no hibernan pero necesitan mantener una temperatura constante relativamente alta, entre 17ºC y 30ºC»

Pero no todo es tan bonito, no olvidemos que los erizos tienen un precioso manto de púas y que seguro que alguna vez pueden estar de mal humor. ¿Y entonces qué? Se transformarán en una bolita de espinas, que gruñe y sisea; pero rara vez va más allá. Todos tienen derecho a enfadarse de vez en cuando.

«Por su salud y la vuestra, los erizos deben recibir una desparasitación interna y externa de manera periódica»

 

Por último, pero no menos importante, quiero recordaros algo.Nuestras especies autóctonas, el erizo europeo (Erinaceus europaeus) o moruno (Atelerix algirus), y su tenencia como mascota está TOTALMENTE PROHIBIDA y que son especies PROTEGIDAS. Por lo tanto, si os encontráis un ejemplar y pensáis que está indefenso, necesita ayuda… ¡no lo cojáis! Avisad a las autoridades competentes, en este caso la unidad del Seprona y ellos podrán ayudaros.IMG-20160511-WA0013

 

Espero que os haya gustado y que os sirva para conocer un poco más a los “compis” erizos.

Ah!, por cierto, «Pipa» está mejor, y poco a poco se va adaptando a comer con media lengua, una vez superada la infección con la que se complicó su accidente.

Responder

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Horario:

Lunes a Viernes: 09 a 21h.
Sábados: 11 a 13h (cita previa).

Dirección:

C/Picones 7,
Arroyo de la Encomienda
(Valladolid)
 guau@clinicalaflecha.es
 983 40 61 52 (clínica)
  637 40 20 40 (URGENCIAS y WhatsApp)